17/09/2020
Lectura: 5min

¿Cómo manejar el estrés del equipo frente a un caso positivo de    COVID-19?

Si tu organización está regresando al trabajo presencial y existen dudas sobre qué hacer o de qué manera abordar un caso positivo entre los colaboradores, revisa acá algunas recomendaciones para aplicar.

Con 20 millones de casos confirmados en 188 países, según publicación de la BBC, y recientes declaraciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) donde indican que la pandemia de
COVID-19 estará controlada en menos de dos años, lo más lógico es prepararse por si se presente algún caso positivo entre tus colaboradores.

¿Qué medidas tomar? ¿Cómo contener psicológicamente al equipo? Acá te damos algunos consejos:

1. Manejo del trabajador afectado

De acuerdo a publicación de la Mutual de Seguridad, si se presenta que uno de tus colaboradores es confirmado por coronavirus y estuvo trabajando cuando iniciaron sus síntomas y/o tuvo contacto con compañeros de trabajo, lo primero que debes hacer como organización es facilitar su condición de aislamiento así como el envío de su licencia médica electrónica. Además, debes seguir todas las indicaciones entregadas por las autoridades sanitarias correspondientes.

Sobre este punto también es muy importante expresar empatía con el colaborador, porque es probable que se sienta ansioso o preocupado pensando en que está contagiando a todo su entorno.

2. Manejo de los contactos directos

Posteriormente, es necesario comunicar la situación a los colaboradores considerados en riesgo de desarrollar la enfermedad, es decir, a quienes tuvieron contacto con algún trabajador infectado, entre 2 días antes del inicio de síntomas y 14 días después del inicio de síntomas, y que de acuerdo a lo establecido por el Minsal, podrían ser considerados contacto estrecho, cumpliéndose además una de la siguientes condiciones: 

  • Haber mantenido más de 15 minutos de contacto cara a cara, a menos de un metro de distancia. 
  • Haber compartido en la oficina o en un espacio cerrado por 2 horas o más. 

Estos colaboradores deberán ingresar en un periodo de aislamiento durante 14 días desde la exposición al virus (contacto con el caso confirmado) o hasta descartar diagnóstico.

Considerando que un 50% de los contagiados son asintomáticos y que el ingreso de una persona asintomática puede llegar a contagiar hasta a 60 personas durante los primeros dos ciclos de la infección, puedes tomar como medida organizacional hacer testeos preventivos para identificar a tiempo si existen contagiados por el virus que aún no comienzan a presentar síntomas y/o asintomáticos. En caso de realizar testeos preventivos, es posible reducir el tiempo de aislamiento preventivo a 5 días de los colaboradores que tuvieron contacto directo con un caso positivo y realizar un test preventivo antes de ingresar nuevamente a la organización.

3. Limpieza y desinfección del lugar de trabajo

También en paralelo debes ocuparte que el personal de limpieza desinfecte el espacio de trabajo del colaborador infectado y los espacios comunes de la organización. Toma en cuenta lo que establece el protocolo de limpieza y desinfección de ambiente - COVID-19 del Ministerio de Salud y  las recomendaciones que entrega la OMS en el documento ”Limpieza y desinfección de las superficies del entorno inmediato en el marco de la COVID-19 ”:

3.1. Personal encargado de limpieza y desinfección

Usar los siguientes elementos de Protección Personal (EPP): 

  • Pechera desechable o reutilizable.
  • Guantes para labores de aseo desechables o reutilizables. Resistentes, impermeables y de manga larga (no quirúrgicos).
  • Zapatos cerrados
  • Protección ocular
  • Mascarilla
Para el adecuado retiro de los EPP, realizar la siguiente secuencia:   
  • Retirar pechera y guantes simultáneamente, evitando tocar con las  manos desnudas la cara.
  • Realizar higiene de manos

3.2. Proceso de limpieza

La limpieza ayuda a eliminar los agentes patógenos y reduce considerablemente su concentración en las superficies contaminadas y por ello es un componente indispensable de cualquier método de desinfección.

Al tener un colaborador infectado, las personas encargadas de la limpieza deben asear el área de trabajo teniendo presente:

  • Usar un paño nuevo para limpiar.
  • Aplicar soluciones de jabón o detergente neutro que deben ser descartadas después de cada uso.
  • Limpiar aplicando una fuerza mecánica (cepillado o frotado) desde la parte menos sucia a la más sucia, y de arriba abajo para que las partículas caigan al suelo y se limpien al final.

3.3. Proceso de desinfección

La desinfección ayuda a destruir completamente los agentes patógenos, por lo mismo, después de limpiar  se debe  aplicar un desinfectante químico, como el cloro o el alcohol. Estas soluciones tienen que prepararse y usarse de acuerdo a lo indicado por el fabricante para que sean realmente eficaces.  

No se recomienda aplicar desinfectantes en interiores mediante fumigación o nebulización de las superficies porque pueden generar efectos adversos sobre la salud de los trabajadores. 

4. Proveer técnicas de relajación y apoyo emocional a los colaboradores

Con un caso de COVID-19 positivo en la empresa es probable que algunas personas presenten síntomas de estrés y ansiedad. Para mitigar esto, Memorial Sloan Kettering Cancer Center (MSK) da a conocer que las técnicas de relajación son una de las estrategias para hacer frente al estrés y la ansiedad causados por COVID-19, más aún existiendo un caso positivo entre los colaboradores.

Incentivar durante las horas del día a que los colaboradores tomen respiros profundos, se estiren e incluso, mediten ayudará a que estén más tranquilos y bajen sus niveles de estrés. Además, pueden ayudarse escuchando algunas de las meditaciones guiadas que se encuentran en este link.

Junto con esto, es clave brindarles apoyo emocional, ya sea a través de un psicólogo o terapeuta que haga dinámicas de equipo, manteniendo las medidas de seguridad. Así, las personas comunicarán lo que sienten y encontrarán contención y seguridad por parte de la organización, logrando mantenerse concentrados en su trabajo pese al delicado momento en el que se encuentran.

Prever para mantener a tus colaboradores seguros y tranquilos

Si bien las probabilidades de tener colaboradores contagiados por COVID-19 pueden ser altas, recuerda que con los test preventivos es posible mitigar el riesgo de brotes, velando por la seguridad física y mental de tus colaboradores.

Más allá de las estrategias y protocolos que se den frente a un caso positivo de COVID-19, es fundamental que como organización comuniquen la situación y se preocupen porque el resto de colaboradores continúen trabajando en un ambiente totalmente seguro.

New call-to-action

Acerca del autor

Avenire

Déjanos tu comentario

¿Buscas garantizar un retorno seguro para tus colaboradores manteniendo continuidad operacional?

 

Conoce el test que te ayuda a lograrlo

Artículos que te pueden interesar

¿En cuánto tiempo se crea una vacuna y qué desafíos tiene globalmente?

Lectura: 3min 26/08/2020

La creación de la vacuna contra el COVID-19 es un tema que está en mira de todos, ya que representa la oportunidad para frenar la pandemia, y muchas ...


Leer Más

¿Para qué sirven los test de anticuerpos de COVID-19?

Lectura: 3min 19/08/2020

Los también llamados test rápidos detectan los anticuerpos generados para combatir el COVID-19 a partir de una muestra de sangre. Pero, aunque son ...


Leer Más

Suscríbete para estar siempre informado



Suscribirme